lunes, 11 de marzo de 2013

Witernee


Sí, hasta ahora me había limitado a escribir fragmentos que llegaban a mí de las voces de mi ser; intentos de poemas, frases y pensamientos que brotaban en un momento de intensos sentimientos, torbellinos de problemas, frágiles estados de paz, amores fugaces... Pero quiero abrir un espacio en este mundo que he creado para hablar de mi ópera prima, aquella pasión que ocupa mi alma, mente y corazón: mi universo.

Mi universo es mágico y cambiante. Está lleno de todo tipo de seres libres, con luz y oscuridad en su interior, con sueños e ilusiones... Todos ellos viven y conviven en un mundo que he creado durante años y que cada día, cada minuto, se ve enriquecido por nuevas palabras, vivencias, imágenes, sonidos, aromas, instantes, personas...

En este mar-playa-bosque-montaña-lago-etc. todo es posible porque todo se reduce a lo fundamental: fe y confianza en uno mismo. De aquí soy yo, de ahí nacen todas las ideas, y de ahí surgió un submundo (si le podemos llamar así) que he nombrado como Witernee. ¿Qué es Witernee? Bueno, para eso tendrían que leer la saga de libros que escribí al respecto: Ikmorte; pero aún no la he publicado. ¿Por qué? Por los mismos miedos y sombras que atormentan a tantos de nosotros, impidiéndonos arriesgarnos y dar un paso más allá del límite del camino.

Mas todo va a cambiar: he tomado la decisión de enfrentarme a los monstruos a muerte y luchar por lo que más amo: mis libros. Haré hasta lo imposible porque vean la luz, permitiendo que este universo llegue a ti y, con un poco de suerte, te deje algo, al tiempo que se enriquece más con tu presencia.

Sólo adelantaré algo: Witernee es una hacienda ubicada en los montes y valles del bajío mexicano. Esta hermosa hacienda -ahora de paredes blancas- conserva algo mágico en su interior. Está rodeada por bellos y extensos bosques, verdes praderas, ríos y lagos bordeados por jacarandas y sauces llorones, y un cielo siempre turquesa y radiante.

Espero pronto poder hablar de este universo con muchos de ustedes. Mientras tanto, les dejo una de las primeras imágenes que me inspiró en mi búsqueda por estas antiguas construcciones: las haciendas.

Un abrazo,

2 comentarios:

Rocío Mtz. dijo...

¡Ánimos Mon! \o/ Espero ver muy pronto esta saga en papel.

Montse Reyes Orraca dijo...

Gracias, Ro :3 Te mando un abrazote!