lunes, 27 de noviembre de 2006

Candy clouds


Estoy siendo absorbida por suaves murmullos en el viento. Estoy perdiendo mi escencia, mi luz guia se ha vuelto tan opaca que es imposible seguirla. ¿A dónde ir si no hay donde esconderme? ¿Esconderme? ¿De quién? Confusiones en pensamientos ccntinuos que se anidan dentro de mi cabeza, detrás de estos ojos que tú vez, tú, siempre tú, tan tranquilo y quieto que no percibes nada. Tan sumido en tu vida y tus fantásticos dilemas existenciales que no ves que me estoy muriendo. Cayendo suave, sssuave, sssuavemeentee....
No estoy durmiendo, no es un sueño. ¡Aquí estoy! ¿No me ves? ¿No me escuchas? ¿No me sientes? ¡No me veas! Estoy pensando.
Adiós, me voy. Tengo que hacer un viaje a mi mundo interno para reacomodar las cosas, sembrar nuevos árboles, recoger nuevas cosechas, sembrar nuevas semillas. Mi mundo de ligeros murmullos y nubes de dulce.
Montse :)

1 comentario:

caiguar dijo...

me parece que ya habías dicho adiós antes de empezar tu texto con esos sueños ensimismados y pensamientos retóricos.
vivan los algodones de dulce y la sonrisa infantil