lunes, 14 de abril de 2008

Gotas cristalinas



Estaba apresada entre las horas fugaces cuando escuché un suspiro que llenó mi alma y comencé a descender... en las tinieblas
A caer... en el fuego eterno

Me interné en lo más profundo de las entrañas de la tierra y me amamanté de las semillas que florecen en tus manos. Y hoy he renacido de nuevo.

¿Cuántas veces debes caer para aprender a levantarte?

La brisa fresca del mar refulgente me hace sonreír con sus cosquillas y las hojas de los árboles caen sobre mi cabeza formando una corona.

Soy princesa de la tierra
Reina del mundo
Ama del cosmos

Soy, porque existo aquí y ahora.

Soy, porque tú me creas.

8 comentarios:

Hôichi dijo...

gracias por visitarme

saludos

Patylu dijo...

somos un todo .

me gusto el escrito =) saludos!

butherfly dijo...

Me gusta cómo vas escribiendo... la dulzura que expresas me extasia...

Un beso en tu frente princesita y el cobijo de mi abrazo, siempre para cuando lo necesites

Borrego dijo...

¿Yo te creo?



Que bien me quedaste.

Ea
Ea
Uh
Uh

fgiucich dijo...

Un hermoso renacer. Abrazos.

Montse Reyes Orraca dijo...

BORREGO:
¿cómo adivinaste que hablaba de ti?
:D

MADRE:
Gracias por la visita y por ese abrazo, lo necesitaba

AL RESTO:
Gracias por sus visitas, un beso

Borrego dijo...

Te desapareces.
Oye, el viaje a San Miguel es a finales de Julio, o a principios de Agosto, detalles luego. Vé haciendo campo.

jamir dijo...

Qué lindo escribís!
Deberias escribir una novela...

Saludos desde Argentina!