lunes, 7 de mayo de 2007


Entre oscuros juegos de debilidad humana
Me reflejo en el no ser de mi existencia diminuta
Y espero una luz que me guíe en el día
Aunque sólo sea para sentirme abrazada
Pero lloro amargamente mientras me dices que me amas
Y extraño tu presencia que inundaba mi cama
Tan sola me encuentro entro tus brazos calientes
Mi cuerpo frío que se desvanece
Ahora que sé lo que vale la vida
Me ahogo a mí misma en la ducha de aguardiente
Y tomo de tus besos el solo de mi alma
Para desaparecer debajo de la última nube

Mon :)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

la intensidad de las palabras me lleva a imaginar un mundo de tinieblas

fgiucich dijo...

Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Saludos.

DonGalleto dijo...

Profundo, inspirador y hermoso tu texto de hoy.

Es tuyo?

Hôichi dijo...

Como ves te he visitado jejeje

me ha gustado, nos leemos

besitos

Ana María Fuster dijo...

hermoso, pero muy triste...
un abrazo

Arcángel Mirón dijo...

Qué triste... ánimo.

Un beso, Montse!!

mundaca dijo...

uno viene a irse

Shinta Yagami dijo...

La idea de vivir es dejar Huella en el mundo, yo no podria morir tranquilo si se que me olvidarán

Lindas letras, un saludo

belita dijo...

¿Y tu dices que yo tengo facilicad de palabra?... Jajaja. Tienes un espacio estupendo y sera un auténtico placer pasar a visitarte.

Besos.

butherfly dijo...

Nada es tan oscuro cuando has dado algo de tí... una risa con espontaneidad, una mirada soñadora, una caricia de ternura, una palabra con sentimiento... con eso, ya marcas tu huella en el camino... con todo, me ha gustado tu pensamiento... perdón por la intromisión... un beso guapa...

Anónimo dijo...

Dulce hábitat de sombras, no dejes de alumbrar mi alma con tus palabras