miércoles, 10 de octubre de 2007

ianlurz


Me dejo llevar por las suaves brisas que emanan de tus manos y respiro el perfume de tus labios para terminar pensando en ti, y de nuevo me elevo, subo y subo y me dejo caer con más fuerza que antes, intentando despertar de esta realidad soñada y cruel. Pero cada vez que vuelvo a abrir mis ojos estás ahí, de nuevo. Eres como el dinosario de Monterroso, nunca me dejas sola. Siempre continuas la historia aunque sea con pocas palabras. He pensado que lo mejor que puede pasarle a alguien en esta vida es enamorarse, pero no lo sé, no le he vivido, y ahora estoy muriendo en mis invenciones. Cómo cuesta trabajo respirar en el mundo real...

Mon :)

8 comentarios:

butherfly dijo...

Si mi niña, cuesta mucho trabajo respirar en este mundo real, y más vivir en él, cuando las personas son tan frías con el que va al lado...
Siente mi calidez desde esta distancia, y no olvides que, al cerrar los ojos, yo te estaré abrazando con mi cariño...
Me ha gustado tu escrito, aún cuando lo siento con un dejo triste, pero tengo la esperanza que encontrarás el amor y serás feliz...
Un beso en tu frente, y mi abrazo maternal siempre

Caiguar dijo...

nombre, porque no escribes canciones rancheras; para echarse uno de tus textos con tequila.
jejeje
saludines

fgiucich dijo...

El mundo real nos agobia, es cierto, y uno quiere encerrarse en los sueños, pero la realidad es la que manda. Abrazos.

Anónimo dijo...

wow, lindo escrito mon, sigue así
pq

Borrego dijo...

Sí, cuesta trabajo respirar en el mundo real, pero de que vala la pena, lo vale. Ya te enamorarás, dale tiempo.

Anónimo dijo...

Me gusta este texto.

MORGANA dijo...

No estamos afixiando, por eso nos cuesta.
Besitos, linda.

Montse Reyes Orraca dijo...

Chicos mil gracias por sus comments, me ayuda a crecer
Un beso