miércoles, 22 de febrero de 2006

Aquella cosa en su nuca

Se sentía sola, confusa. Sus castaños ojos muy abiertos. El pasillo. Huía de algo o alguien. Aquella cosa en su nuca. Su cabello oscuro, suelto, sus rizos cubriéndole la vista cuando corría. Cada vez más cerca. ¿Sería él quien la perseguía, quien ni en su vida real la dejaba en paz? No se escuchaba ningún ruido, ni siquiera la más mínima respiración.
Y entonces la luz, una daga por la ventana.
La última inhalación.
Mon :)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.